Urología

Perinatología y Materno Fetal

El Área de Medicina Fetal dispone de sub-especialistas en los diferentes problemas fetales y una estructura innovadora para una atención integral a la madre y el feto...

Perinatología y Medicina Materno-Fetal

Peritanologia FetalEl Área de Medicina Fetal dispone de sub-especialistas en los diferentes problemas fetales y una estructura innovadora para una atención integral a la madre y el feto. Las unidades especializadas evalúan más de 1500 pacientes anuales y se realizan cerca de 50 diagnósticos mensuales de alta complejidad. El programa de diagnóstico prenatal avanzado sobre el feto de UNIFEM nos permite ofrecer todas las herramientas de detección prenatal disponibles en la actualidad.

¿Por qué es necesaria una evaluación perinatológica?

La medicina materno-fetal es una subespecialidad que se dedica al estudio y tratamiento de los embarazos con complicaciones, como los síndromes de hipertensión arterial del embarazo (preeclampsia - eclampsia) el embarazo gemelar, diabetes gestacional, problemas tiroideos, inmunológicos, pérdidas fetales recurrentes, partos prematuros, las malformaciones fetales congénitas y muchas otras patologías que se pueden asociar con la gestación.

La Unidad de Perinatología y Medicina Materno Fetal de UNIFEM cuenta con un grupo de profesionales que ha desarrollado su experiencia en la subespecialidad en centros universitarios del más alto nivel, nacionales e internacionales. Esto permite ofrecer todas las técnicas hasta hoy validadas en diagnóstico y tratamiento perinatal.

Este trabajo está orientado a apoyar a los obstetras tratantes y a todas las mujeres que lo requieran, tanto en el consejo prenatal como en el diagnóstico y manejo de la patología de riesgo.

El desarrollo de la medicina materno fetal se debe a la creciente incorporación de nuevos conocimientos, producto de investigaciones y al continuo avance tecnológico, lo que ha permitido realizar mejores diagnósticos y desarrollar nuevas terapias, beneficiándose con ello una gran proporción de embarazos de alto riesgo.

Los avances más significativos han sido el desarrollo del ultrasonido, la posibilidad de estudiar los circuitos arteriales y venosos del feto, la evaluación minuciosa del corazón, el cerebro y la anatomía detallada fetal. Entre otras cosas, esto ha permitido realizar intervenciones intrauterinas oportunas, con franca mejoría del pronóstico y menor riesgo de pérdida del embarazo.

En el campo del diagnóstico prenatal aplicamos las últimas tecnologías, como la ecografía obstétrica 3D-4D de alta resolución, la ecografía multiplanar (distintas proyecciones anatómicas), ecotomografía fetal, Doppler materno-fetal, ecocardiografía de detalle, neurosonografía (evaluación anatómica cerebral), descarte de problemas cromosómicos, evaluación de riesgo de preeclampsia y restricción del crecimiento fetal, riesgo de parto pretérmino y perfil de madurez fetal, entre otros.

Diagnóstico Prenatal: ¿Cuáles son los estudios ecográficos más importantes para tu bebé?

1.-) Despistaje del primer trimestre: Ecografía Genética; Descarte de Trastornos Cromosómicos (Síndrome de Down).

Conocido también como evaluación de 11 a 13 semanas + 6 días, es un estudio que representa uno de los avances más recientes en el diagnóstico precoz de anomalías cromosómicas fetales en la actualidad obstétrica.
Consiste en que se realice un estudio ecosonográfico para detectar pequeñas alteraciones que pudiesen sugerir, la presencia de Anomalías Cromosómicas, alcanzando una detección de hasta un 80% de los síndromes cromosómicos más frecuentes, entre ellos el Síndrome de Down.
Los bebés con problemas cromosómicos manifiestan ciertos cambios anatómicos y funcionales muy puntuales que pueden ser detectados durante este período utilizando aparatos de alta resolución y realizado por médicos entrenados.
Se describen varios marcadores específicos, que en conjunto tienen mayor capacidad de detección. Casi siempre que se descubra alguna alteración en alguno de ellos se procederá a sugerir la realización de una prueba diagnóstica invasiva como la amniocentesis, cordocentesis o la biopsia de vellosidades coriales.

2) Estudio morfoestructural o de descarte de malformaciones fetales (semana 16-24):

La ecografía de las 16-24 semanas de embarazo constituye uno de los controles más importantes para el bebé y su familia. Esta sirve para ubicar al bebé, controlar su desarrollo normal, estimar cuál será su peso y dónde se encuentra la placenta.

El estudio morfoestructural dada su condición de análisis exhaustivo, es el primero en donde se estudian todos los órganos que se hayan formado en el feto. Gracias a esta evaluación pormenorizada es posible diagnosticar malformaciones estructurales o morfológicas. Además es posible detectar lesiones severas o incluso incompatibles con la vida.

Esta ecografía también incluye la visualización de la placenta, el cordón umbilical y la cantidad de líquido amniótico; asimismo el ultrasonido de las 16-24 semanas permite descubrir lesiones fetales que pudieran requieran un tratamiento intrauterino o postparto.

En general, en este estudio el feto mide entre 15 y 35 cm. y pesa alrededor de 200 a 900 gr. En el rostro se revisan ojos, nariz, labios, paladar duro y perfil. Se mide la circunferencia de la cabeza y sus diámetros, evaluando a detalle el cerebro fetal. Además, se verifica el estado del corazón, los grandes vasos y los pulmones. En el área del abdomen se observan el estómago, el hígado, los riñones y la vejiga. Se determina la longitud de los huesos largos y finalmente, también se verifica cómo están la columna y las extremidades.

Aunque no sea lo central en este tipo de estudios, los padres del bebé y sus familiares están siempre a la espera de la definición del sexo del nuevo integrante de la familia. Algunas veces el sexo se logra definir con anterioridad, pero esta es la edad más adecuada para realizar el diagnóstico del sexo fetal.

3) Doppler Materno-Fetal o Perfil Hemodinámico Feto-Placentario:

Dentro de los estudios especiales de control prenatal que pueden realizarse se encuentra la ecografía Doppler materno-fetal. En esta evaluación mediante color y sonido, se puede observar el flujo de los vasos sanguíneos de la placenta, del útero materno y del feto.

Generalmente tu médico solicita este estudio en el segundo y tercer trimestre, para medir y evaluar el flujo de sangre que recibe el bebé a través del cordón umbilical y como se distribuye dentro de su organismo.

En casos de sospecha de restricción del crecimiento fetal, la ecografía Doppler también es muy útil. Sirve para controlar las arterias umbilicales y el flujo de sangre que le llega al feto, y por ende los nutrientes y el oxígeno que recibe a través de la placenta.

También es especialmente necesario en embarazos complicados con hipertensión materna, preeclampsia, diabetes, trastornos inmunológicos, disminución del líquido amniótico, problemas en la placenta o el cordón umbilical.

El seguimiento mediante Doppler obstétrico te permitirá saber si tu bebé recibe el aporte correcto de sangre como para crecer dentro del útero normalmente, o si por el contrario presenta riesgo de ver restringido su crecimiento, complicarse con hipertensión o incluso nos mostrará si hay alguna alteración que indique la necesidad de anticipar el nacimiento.

4) Ecocardiografía Fetal (evaluación del corazón del bebé):

Las enfermedades cardíacas congénitas son una de las malformaciones más frecuentes, abarcando del 0,5 al 1% de todas las alteraciones prenatales. Así, 8 de cada 1000 bebés nacerán con un problema en el corazón. La ecocardiografía o ecografía cardíaca fetal es actualmente el método de estudio ideal para diagnosticar estas anomalías antes del nacimiento y en estos casos tomar todas las medidas médicas necesarias para el correcto tratamiento del recién nacido.

Es muy importante que tu Obstetra solicite una revisión especializada de la anatomía del corazón fetal entre las semanas 18 a 24 de gestación. El 90% de las cardiopatías congénitas aparecen en mujeres gestantes sin antecedentes personales o familiares de enfermedad cardíaca. ¿Aún no ha sido evaluado a detalle el corazón de tu bebé?...

5) Ultrasonido 3D-4D (Ecografía Volumétrica Fetal):

El ultrasonido convencional nos permite evaluar al feto y la placenta en tiempo real en dos dimensiones, pero no aprecia la profundidad ni el feto en relieve. Con el desarrollo de la tecnología, en la actualidad se puede ver las características del feto en 3 dimensiones; lo que permite una imagen mucho más nítida de cada una de sus estructuras.

Una buena imagen en 3 dimensiones es con frecuencia impresionante para los padres, esto estrecha la relación de los mismos con el feto, y le permite al médico tomar medidas de volumen y apreciar con detalle anomalías que no son visibles con el ultrasonido de dos dimensiones.

El uso clínico de esta tecnología hoy en día es indiscutible, especialmente en el escaneo de anomalías del feto, sin embargo su uso se ha popularizado al demostrar un incremento en la vinculación afectiva entre los padres y su bebé, al lograr apreciar una imagen mucho más clara y “humana” del feto. El ultrasonido fetal 4D es similar a los escaneos 3D, con la diferencia asociada al tiempo; el 4D permite una imagen tridimensional en tiempo real, permitiendo la observación del bebé en movimiento tridimensional.

La obtención de una buena imagen depende de las habilidades del operador, de la presencia y cantidad de líquido amniótico alrededor del feto, de la posición del mismo y del grado de obesidad de la madre, es por esto que no siempre se obtienen imágenes de excelente calidad.

UNIFEM… comprometidos con tu bienestar total.

Especialidades

Haga una cita o deje un comentario

Le invitamos a hacer una cita o escriba su comentario o inquietud que con gusto le responderemos a la brevedad.

Se necesita un valor.Se necesita un valor.Se necesita un valor.Formato no válido.

Se necesita un valor.Formato no válido.Se necesita un valor.Formato no válido.Se necesita un valor.Formato no válido.

Se necesita un valor.Formato no válido.Se necesita un valor.Formato no válido.Se necesita un valor.Formato no válido.

Se necesita un valor.Se necesita un valor.Se necesita un valor.